Archivo de la categoría: Racismo

Seamos agentes de la red antirumores

Es una de las acciones más interesantes y originales que he visto últimamente. Cansados de todos los rumores  inciertos que rodean al tema de la inmigración y las personas migrantes, el Ayuntamiento de Barcelona ha creado una red antirumores. La Xarxa Barcelona Antirumors trabaja principalmente para combatir esas creencias cada vez más arraigadas de que:

a) los inmigrantes se quedan con las ayudas sociales

b) los inmigrantes colapsan nuestro sistema sanitario

c) los inmigrantes nos quitan el trabajo

d) los inmigrantes empeoran nuestra convivencia porque no se adaptan

¿Y cómo se desactivan estos y otros rumores? Primero informando, pensando y actuando. Segundo, convirtiéndonos en agentes antirumores. Una especie de James Bond antiracista con licencia para contradecir. Porque… es cierto, cada uno de los rumores arriba mencionados tienen contestación.

Así que, a partir de ahora, haz un esfuerzo. No te creas los rumores, busca la información real y, sobre todo, difúndela. Como ejemplo, aquí os dejo un botón:

Anuncios

¡Que no te confundan! Vienen a trabajar

Imagen obtenida de www.denuncia-social.com y tomada en un municipio alavés

Imagen obtenida de http://www.denuncia-social.com y tomada en un municipio alavés

Ya lo tengo claro. Una cosa son los anuncios en la televisión llamando al hermanamiento y buen rollo entre razas y otra los estudios a pie de calle. Cuando uno se siente libre para responder, cuando la pregunta es anónima y la respuesta no puede generar represalias… pasa esto. Uno de cada tres inmigrantes asegura que ha recibido insultos racistas en Euskadi. La Dirección de Inmigración del Gobierno vasco ha hecho un estudio para finalmente llegar a la conclusión de que “el racismo es una realidad incipiente en Euskadi a medida que la crisis se prolonga”. Bienvenida la conclusión e incluso el aviso a navegantes pero un poco tardío todo, ¿no?

¿Por qué no se han tomado medidas antes? ¿Por qué no se hace un poco de pedagogía para enseñar que esta gente viene a trabajar y que no creo que -en su inmensa mayoría- les interese vivir de ayudas sociales? ¿Por qué no se combate eficazmente la falsa creencia de que los inmigrantes han contribuido al empeoramiento de nuestra calidad de vida?


Racismo globalizado

Dos noticias separadas en lo físico, una ocurrida en Bilbao y otra en Libia me han hecho reflexionar sobre lo circunstancial que puede llegar a ser el rechazo a los demás y, por lo tanto, lo absurdo. Si soy capaz de entenderme y hasta de hacer causa común con una persona en un lugar y momento, ¿por qué no me quedo con esa esencia siempre? ¿por qué esa ‘magia’ desaparece? ¿por qué la cotidianeidad viene a separar lo que ha unido la supervivencia?

Viñeta humorística de www.e-faro.info

Viñeta humorística de http://www.e-faro.info

Esta semana en Bilbao, SOS Racismo ha demostrado que somos más racistas de lo que creemos o que somos tan racistas como creíamos que podíamos llegar a ser. No lo sé muy bien. A tenor de todos los comentarios que he leído, diría que estamos convencidos de no tener más remedio. Algo así como ‘soy racista porque el mundo me ha hecho así’. No encontramos más salida. Ellos nos han obligado. Los inmigrantes tienen la culpa de nuestro paro, nuestro tijeratazo en las ayudas sociales, nuestra inseguridad, nuestra pérdida de identidad y hasta (es el colmo) de nuestros sentimientos de rechazo.

Así que en la supervivencia, los indeseados se unen. Magrebíes y subsaharianos, africanos todos, prueban que para ellos tomar una copa en un pub en nuestro botxito (dicen en Canarias que pueblo chico, infierno grande) es misión casi imposible. No son bienvenidos ni por el dueño del local ni por sus clientes. Juntos tocan puertas, juntos reciben el no, juntos piden explicaciones, juntos certifican que no son aceptados.

Dejamos Bilbao para trasladarnos a Libia. Primera sorpresa (al menos para mí): los libios no se consideran africanos, eso es para los negros. Ups, empiezan las diferencias en lo cotidiano: “Digo africanos porque a pesar de que Libia está en África, según mi hermano, a los negros les llamaban “africanos”. No me sorprendió mucho esta revelación porque, años atrás, siendo yo estudiante de Letras en la Universidad de Dakar, participé en un festival de teatro estudiantil en Casablanca, junto con estudiantes de muchos otros países de Europa y América Latina. Los estudiantes marroquíes con los que establecimos amistad nos preguntaban con toda amabilidad: qué tal África. A lo cual, no sin cierta perplejidad, respondíamos que bien, gracias”.

Viñeta humorística de www.e-faro.info

Viñeta humorística de http://www.e-faro.info

Las comillas y cursiva son para Mama Diédhou y su artículo de opinión en Guinguinbali. La joven cuenta lo que significa ser negro en Libia. Y desde luego, no parece que sea caminar de la mano con una persona magrebí.

¿Se habrán encontrado en la noche de Bilbao un negro y un libio queriendo entrar en un bar?, ¿se habrán considerado africanos ambos?, ¿o sólo inmigrantes?, ¿o sólo excluídos?

PD. Me he reído un rato admirando el arte de sacar humor a cosas muy serias en www.e-faro.info


Sin comentarios

Campaña de SOS Racismo Euskadi

Tenía que pasar. Una joven paraguaya ha sido golpeada en el metro de Bilbao. No cuando bajaba o subía las escaleras. No en una estación desierta. No a las tantas de la mañana. No. La chica cogía el metro a las cuatro de la tarde para ir a trabajar. En resumen, que algo huele muy mal cuando a una mujer inmigrante en el vagón de un metro abarrotado la llaman puta, muerta de hambre y de paso la golpean sin que nadie a su alrededor mueva ni un dedo. Y digo tenía que pasar porque a veces una se pone como los mayores -por lo menos, los de mi entorno- que siempre dicen ‘esto tiene que estallar por algún lado’ sin que acabes de entender a qué se refieren. Me lo venía barruntando pero hace unos días comprendí que el asunto de la inmigración va a acabar estallando. Tengo la costumbre de leer los comentarios que dejan los lectores en los diarios digitales. Costumbre que voy a tener que dejar porque me ponen enferma y me hacen pensar que este mundo sigue siendo el salvaje Oeste. Leía que las actitudes racistas y los prejuicios contra los inmigrantes en Euskadi han crecido y que la crisis está ‘liberando’ el tufo intolerante. Esa era la noticia a media mañana.

Me tome la molestia de guardar los comentarios porque quien busque ahora esa noticia no los verá. Leed atentamente porque resumen perfectamente el caldo que se está cociendo y que algunas ONGs como SOS Racismo denuncian.

1.- “Noticias como esta me confirma que los que las publican, mandan publicar y realizan los estudios viven en la zona de La Bilbaina (que nadie de la zona se ofenda). como no va a haber actitudes, si los primeros xenofobos, machistas, homofobos, intolerantes e inadaptados son la mayoria de los inmigrantes. Mira el programa de Españoles en el Mundo, todos se adaptan al pais al que van, cuantos de los que viene se adaptan……..con vivir sin pegar un palo al agua con lo que pagamos les sobra. Conciencia social? si claro, pero ellos tambien. Y los que publicais estas cosas… bajad a al tierra”.

2.- “Yo, parado, 800 euros al mes. Pero que jetas, si ser racista es que te moleste que el vecino rumano del 2º no pague hipoteca ni alquiler, que sus hijos vayan a un buen colegio y que no les cueste nada, que no pagen luz, ni agua, ni telefono, ni comunidad, ni los libros de texto ni el comedor del colegio, que les den una paga todo los meses por no hacer nada, eso no es ser racista, eso es estar hasta las narices de quien consiente que los de fuera tengan mas beneficios que yo, desempleado cobrando 800 euros mes, que mi madre viudad cobrando 500 euros al mes, que el vecino de enfrente en paro con familia numerosa cobrando 420 euros al mes, eso no es ser racista, eso es estar hasta las narices que de los de fuera vivan mejor que los de aqui cuando muchos llevamos mas de 30 años cotizados a la seguridad social y estos acaban de llegar y no pagan nada, todo gratis y encima se les da una paga de mayor importe que lo que cobramos los de aqui, eso no es ser racista, algun dia esto cambiara y con nuestro plante o nuestros votos decidiremos lo que es justo y lo que no. yo segun ustedes soy racista”.

3.- “¿Falsa creencia? A ver, el aumento de la inseguridad ciudadana está directamente relacionada con la inmigración. Y las actitudes xenofobas están propiciadas por la política de inmigración llevada a cabo. Si se tomasen medidas de control, y se expulsase a los delincuentes extranjeros, la cosa no estaría como está ahora”.

4.- “Los inmigrantes vaya panda de jetas q no vienen nada mas q a chupar del frasco de las ayudas sociales y yo aki dos años desempleado y sin ninguna maldita ayuda ni si kiera para buscar un trabajo,les dan de todo y gratis q pagamos los demas,ya esta bien de tanta mentira,es la realidad,los inmigrantes son todos unos jetas”.

5.- “Tal vez ya estamos hartos que vengan y tengan todos los derechos y beneficios de este estado del bienestar construidos desde hace años con los impuestos de mis anteriores generaciones y que yo autoctono no tenga derecho a nada y ellos a todo, que urgencias y el sistema salud este colapsado por estos, que tengan derecho a una vivienda y yo no, etc etc etc, que empiecen a echar a delincuentes, que no podamos hacer nuestras constumbres porque se les ofende que se vayan”.

A veces, me dan ganas de decir aquello de ‘Sin comentarios, por favor’.


Europa calla

Mis amigos de Kale Dor Kayiko me han pasado este manifiesto sobre las últimas expulsiones de gitanos rumanos y bulgaros. Os lo dejo aquí para que lo leais.

Desmantelamiento de campamentos gitanos en Francia

10.000 gitanos fueron expulsados de Francia a Rumanía y Bulgaria durante 2009, según el Ministerio de Inmigración rumano

“La situación de los gitanos Rumanos y Búlgaros en Francia viene siendo una contínua trasgresión de los DDHH (Derechos Humanos) y del tratado de la UE (Unión Europea) que todos los países miembros firman al entrar a formar parte de ella donde se comprometen a respetarlos.

La trasgresión viene siendo ejercida desde el ejecutivo (Gobierno) de Nikolás Sarkozy al frente del país que fuera precursor de los DDHH, lo cual supone una contradicción tremenda y un insulto a la historia de ese país europeo.

Lo que está sucediendo en Francia es lo que venimos definiendo KDK como GENOCIDIO DE LABORATORIO. Basándonos en la definición de genocidio: “Un delito internacional clasificado dentro del género crímenes contra la humanidad. Se entiende por genocidio cualquiera de los actos perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial, político o religioso, como tal con algún propósito particular.” Los actos que se llevan a cabo por parte del ejecutivo francés son el incumplimiento de la Directiva Europea de Libre circulación de sus miembros.

El sistemático incumplimiento viene siendo excusado por el gobierno de Francia en base a que, aún, no se ha producido la total traslación de la dicha directiva a las Leyes francesas y entonces al amparo de las leyes que regulan la inmigración ilegal en este país y su interpretación por el ejecutivo realiza estas expulsiones.

Lo que no dice Sarkozy ni su gobierno es que muchos de los gitanos y gitanas que han sido ya expulsados desde que saltase a la luz pública, son franceses: niños, niñas y jóvenes nacidos, criados y educados en las escuelas de la República que su único delito es ser gitanos y gitanas marginados por el sistema capitalista y condenado a una forma de vida que le impide “levantar la cabeza” y encima criminalizados por ello ya que se atreve a hablar de los campamentos en los que viven como “focos de delincuencia e inseguridad ciudadana” contra los que, un buen gobierno debe de luchar.

Otro de las vergüenzas que Nikolás Sarkozy pretende ocultar y de hecho modificó su texto cuando saltó la noticia, es la circular del Dpto. de Interior francés dirigida a las gendarmerías con la orden de desmantelar los campamentos de inmigrantes, preferentemente los de gitanos, trasladándose esto en la práctica de “preferentemente” en “exclusivamente”; de hecho ningún otro campamento ni ninguna otra expulsión de ninguna otra persona de ninguna otra étnia se ha producido en Francia. Tampoco en aras de la mejora de la seguridad ciudadana y lucha contra la delincuencia se ha detenido y/o expulsado a ninguna persona ni grupo para-militar o terrorista o nada de nada al amparo de la declaración de intenciones del ejecutivo francés.

¿Cuántos se acuerdan que todo esto empezó cuando se supo de los “quehaceres” de corrupción que salpicaba a varios miembros del gobierno francés, incluido su presidente y vinculados a la Sra. Betancourt, heredera del imperio L`ôreal?

Pero más vergüenza, si cabe, que la propia acción de Francia es la pasividad de Europa y sus respectivos gobiernos y la práctica del “Laiser faire (dejar hacer)” que no solo no impide que lo haga sino que excusa sus acciones y lo resume todo en una oportunidad a Francia para que traslade ya de una vez la directiva europea que regula la libre circulación a las leyes francesas. Más vergüenza aun cae sobre la propia Rumanía y/o Bulgaria que no defiende a sus ciudadanos y lucha por sus derechos internacionales y “abre su mano” a los cargos intermedios ofrecidos por el ejecutivo francés para “controlar” el flujo migratorio y sigue siendo culpable de racismo, exclusión, segregación, exclavitud en el siglo XX y ahora de todo eso y además de consentidores.

Y repugnante es la actitud necia, hipócrita e insultante del presidente Nikolás Sarkozy que se atrevió a decir incluso que sancionar a Francia por sus acciones contra los gitanos y gitanas las consideraría una declaración de guerra.

¡Europa calla! mientras las personas gitanas siguen siendo expulsadas de Francia, deportadas de Alemania, Suecia, Dinamarca, La República Checa, asesinadas en Italia, Yugoslavia, Rumania, esterilizadas nuestras mujeres en algún país de Europa del este y un largo etcétera”.


El racismo con humor (sí, sí…se puede)

No corren buenos tiempos para los inmigrantes. Sólo hay que leer los comentarios de cualquier periódico digital de amplio espectro (como los antibióticos) y de provincias para darse cuenta de que los de fuera son los culpables del recorte en los servicios de la Seguridad Social, trampean con nuestras ayudas sociales, nos roban el trabajo, nos queman nuestras casas y un largo etcétera. Son como Átila. Por donde pasa un ‘sudaca’, un ‘moro’ o un ‘negro’ no crece la hierba o, lo que es lo mismo, la prosperidad. Por eso, me ha gustado tanto el vídeo de SOS Racismo Francia y me he reído a gusto con la parodia de El Intermedio. Echándole algo de humor, ambos muestran una realidad que me está empezando a parecer preocupante. Disfrutad de los vídeos.


A %d blogueros les gusta esto: