Archivo de la etiqueta: Síndrome de Down

A su aire

Maite, Koldo, Mikel, Sara, Sandra y Cris

Maite, Koldo, Mikel, Sara, Sandra y Cris

A lo largo de nuestra vida, todos, en un momento dado, queremos estar a nuestro aire. Es lo natural. Tener una casa, vivir independiente, ser autónomo, no depender de nuestros padres, ganar nuestro dinero. Lo que no es natural es no hacerlo. Y lo que es peor es no poder hacerlo. Pero, sin duda, lo que es todavía peor, casi una tragedia, es que nadie crea que puedes hacerlo.

Las personas con discapacidad intelectual y síndrome de Down llevan años enfrentándose a una de estas tres opciones: no vivir solos, no poder vivir solos o que nadie crea que pueden vivir solos. Quizás acostumbrados a ejemplos deslumbrantes, nos olvidamos muchas veces del común de jóvenes que simplemente quieren hacer su vida como el resto. Es fácil creer en una persona en concreto, admirarla, pero es difícil -o a mí me lo parece- luchar por todo un conjunto.

Hace unas semanas conocí a Maite, Cris, Sandra, Sara, Koldo y Mikel. Descubrí que sus sueños no son muy diferentes a los míos, pero que les vas a costar mucho más conseguirlos. Lo que para mí es natural, para ellos es algo así como ir contracorriente. Ellos viven solos o se están preparando para ello, pero me pregunto que pasaría si la Fundación Síndrome de Down del País Vasco no estuviese ahí apoyándoles en todo.

¿Alquilaría usted, amable propietario, su vivienda a un chico o chica con Síndrome de Down aunque le presentase una nómina? Creo que no. ¿Contrataría usted, amable empresario, a una persona con discapacidad intelectual? Me da que tampoco.

Por eso admiro a Maite, Cris, Sandra, Sara, Koldo y Mikel porque creen en ellos mismos. Y por eso admiro a la Fundación porque hace posible que otros creamos en ellos. Sin unos y otros, estaríamos perdidos.

Anuncios

Un ejemplo para todos

Hace escasas fechas se celebró en Bilbao el congreso ‘Lo que de verdad importa’. Reconforta saber que 800 jóvenes se acercaron al Palacio Euskalduna a escuchar historias de verdad. Entre ellas, la de Pablo Pineda. Primer licenciado europeo con síndrome de Down, Premio Donostia al mejor actor y, sobre todo, persona combativa. Es un gusto oirle hablar de esfuerzo, superación, autonomía, normalidad.

No es un ejemplo para las personas con síndrome de Down. Es un ejemplo para todos.

Ya quisiera yo, con su misma edad, haber hecho la mitad de cosas que ha hecho él.

Lo dicho. Un ejemplo para TODOS y TODAS.


A %d blogueros les gusta esto: