Archivo de la etiqueta: trabajo

Seamos agentes de la red antirumores

Es una de las acciones más interesantes y originales que he visto últimamente. Cansados de todos los rumores  inciertos que rodean al tema de la inmigración y las personas migrantes, el Ayuntamiento de Barcelona ha creado una red antirumores. La Xarxa Barcelona Antirumors trabaja principalmente para combatir esas creencias cada vez más arraigadas de que:

a) los inmigrantes se quedan con las ayudas sociales

b) los inmigrantes colapsan nuestro sistema sanitario

c) los inmigrantes nos quitan el trabajo

d) los inmigrantes empeoran nuestra convivencia porque no se adaptan

¿Y cómo se desactivan estos y otros rumores? Primero informando, pensando y actuando. Segundo, convirtiéndonos en agentes antirumores. Una especie de James Bond antiracista con licencia para contradecir. Porque… es cierto, cada uno de los rumores arriba mencionados tienen contestación.

Así que, a partir de ahora, haz un esfuerzo. No te creas los rumores, busca la información real y, sobre todo, difúndela. Como ejemplo, aquí os dejo un botón:


A su aire

Maite, Koldo, Mikel, Sara, Sandra y Cris

Maite, Koldo, Mikel, Sara, Sandra y Cris

A lo largo de nuestra vida, todos, en un momento dado, queremos estar a nuestro aire. Es lo natural. Tener una casa, vivir independiente, ser autónomo, no depender de nuestros padres, ganar nuestro dinero. Lo que no es natural es no hacerlo. Y lo que es peor es no poder hacerlo. Pero, sin duda, lo que es todavía peor, casi una tragedia, es que nadie crea que puedes hacerlo.

Las personas con discapacidad intelectual y síndrome de Down llevan años enfrentándose a una de estas tres opciones: no vivir solos, no poder vivir solos o que nadie crea que pueden vivir solos. Quizás acostumbrados a ejemplos deslumbrantes, nos olvidamos muchas veces del común de jóvenes que simplemente quieren hacer su vida como el resto. Es fácil creer en una persona en concreto, admirarla, pero es difícil -o a mí me lo parece- luchar por todo un conjunto.

Hace unas semanas conocí a Maite, Cris, Sandra, Sara, Koldo y Mikel. Descubrí que sus sueños no son muy diferentes a los míos, pero que les vas a costar mucho más conseguirlos. Lo que para mí es natural, para ellos es algo así como ir contracorriente. Ellos viven solos o se están preparando para ello, pero me pregunto que pasaría si la Fundación Síndrome de Down del País Vasco no estuviese ahí apoyándoles en todo.

¿Alquilaría usted, amable propietario, su vivienda a un chico o chica con Síndrome de Down aunque le presentase una nómina? Creo que no. ¿Contrataría usted, amable empresario, a una persona con discapacidad intelectual? Me da que tampoco.

Por eso admiro a Maite, Cris, Sandra, Sara, Koldo y Mikel porque creen en ellos mismos. Y por eso admiro a la Fundación porque hace posible que otros creamos en ellos. Sin unos y otros, estaríamos perdidos.


El racismo con humor (sí, sí…se puede)

No corren buenos tiempos para los inmigrantes. Sólo hay que leer los comentarios de cualquier periódico digital de amplio espectro (como los antibióticos) y de provincias para darse cuenta de que los de fuera son los culpables del recorte en los servicios de la Seguridad Social, trampean con nuestras ayudas sociales, nos roban el trabajo, nos queman nuestras casas y un largo etcétera. Son como Átila. Por donde pasa un ‘sudaca’, un ‘moro’ o un ‘negro’ no crece la hierba o, lo que es lo mismo, la prosperidad. Por eso, me ha gustado tanto el vídeo de SOS Racismo Francia y me he reído a gusto con la parodia de El Intermedio. Echándole algo de humor, ambos muestran una realidad que me está empezando a parecer preocupante. Disfrutad de los vídeos.


A %d blogueros les gusta esto: